Rafael y la obediencia debida

Rafael miró su reloj.

Las once de la noche y Tomás no había regresado a casa.
Estaba viendo la televisión con su esposa.
Las noticias eran espeluznantes. Las imágenes de la policía autonómica golpeando a los estudiantes, aparecían en todas las cadenas de televisión.

– ¿Cómo pueden atacar con esta saña? -preguntó ella.
– Es lógico que actuen así. Les están provocando los estudiantes.
– Pues me recuerda a la época del dictador – repuso su esposa -. ¿Cuál es la diferencia entre aquellos policías y los actuales?.
– Estos policías están bajo mis órdenes. Por algo soy el jefe de la policía.

– ¡Mira!, ¡mira! – exclamó la esposa, señalando hacia la televisión -. ¡Están sacudiendo a unos periodistas!. Pero, ¿te parece normal que golpeen con esta mala leche?. ¡Son unos psicópatas!. ¿De dónde los habéis sacado?.
– No son psicópatas. Son personas normales y todos han pasado un test psicológico – repuso Rafael.
– Antes, cuando nuestra policía era estatal, decíamos de ellos que no eran otra cosa que delincuentes con trabajo. ¿Lo recuerdas?. En aquellos tiempos tu y yo participábamos en manifestaciones contra la dictadura y alguna vez nos sacudieron. Pero lo de ahora no lo había visto nunca.

– Esos estudiantes son unos cabrones – dijo Rafael.
– Y esos policías unos delincuentes que disfrutan sacudiendo. ¿Los habéis sacado de la cárcel para hacerlos policías?.
– ¡Claro que no!. Sin embargo, desde que se creó la policía autonómica, los políticos fueron muy tajantes. Mano dura, para hacerse respetar.
– Y será por eso que ahora la gente añora a la policía estatal…

– Piensa que no tenemos un presupuesto decente. Tenemos que contratar a gente que se conforme con un sueldo bajo. Y los estudios que tienen tampoco son una maravilla.
– Vamos – dijo ella – que estáis contratando chusma. Y luego los políticos se sacan de la manga una ley que hace que la palabra de esos delincuentes valga más que la de un ciudadano normal…
– Yo cumplo órdenes.
– Y nunca las has cuestionado, ¿verdad?.

– Tengo un trabajo y a una familia que mantener. No estoy por andar cuestionando lo que se me ordena. Existe algo que se llama “obediencia debida”.
– Pues si he de elegir, prefiero al Rafael que conocí, luchando por sus ideales en la Universidad y luego en el bufete en el que trabajaba. Lo de la obediencia debida es una forma de traspasar la culpa, de eludir la responsabilidad. Que lo dijera un nazi ó un policía de la dictadura de Videla lo puedo entender. Pero estamos en el siglo ventiuno y ya va siendo hora de que cuestionemos las órdenes.

– ¿Por qué te pones así cada vez que Tomás llega tarde? – preguntó Rafael irritado.
– Porqué Tomás es joven. Es un idealista y lucha por lo que cree. Y, sabiendo que tus policías son unos psicópatas no estoy tranquila. Prefiero que le asalte un ladrón a que le pille la policía autonómica. Con lo fácil que hubiera sido organizar una policía autonómica que se ocupara de los ciudadanos, en lugar de machacarlos…
– No hay policía en el mundo que actúe de esta forma.

– Quizás los policías ingleses. Y si no existiera policía en el mundo que se ocupara de los ciudadanos, hubiera sido la oportunidad de que la nuestra fuera así y creara un estilo propio. Lo de ahora, no es más que una policía tercermundista, entendida como un cuerpo represor de los ciudadanos…
Sonó el teléfono. Rafael contestó:

– Rafael Pinos, Dígame. Si. ¿Cómo?. ¿Dónde?. ¿A dónde lo han llevado?. Ahora mismo vamos para allá.

Colgó el teléfono. Con un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos le dijo a su esposa:

– Vamos. Tomás está en la clínica con una fuerte contusión en la cabeza. Al parecer estaba en una manifestación de estudiantes.

Al salir de casa, ella iba diciendo:
– Tenía que pasar, tenía que pasar…

Puede ser anónimo

15 Commentarios on "Rafael y la obediencia debida"

avatar
Ordena por:   recientes | antiguos | most voted
Nico
Guest

Se me hace cotidiano, la gente en temas en que hay presiones, suele cambiar las cosas para quedar bien.

jmdedosrius
Guest

En tiempos de Franco se comentaba que la diferencia entre un policía y su caballo era la agradable sonrisa del caballo. Los tiempos no han cambiado nada, mejor dicho, sí, nos hemos quedado sin la sonrisa del caballo. Salud.

Cornelivs
Guest

Me gusta, ya lo creo que me gusta, tanto el post como el mensaje que das a entender. Estoy con ella, indudablemente. De todas todas.Un abrazo, amigo Ludwig.

Ludwig
Guest

Eso es lo malo, Nico. Nunca cuestionamos nada. Preferimos la aceptación social a ser nosotros mismos.Me encanta la comparación Jmdedosrius. No la conocía.Me parece fantástica.La verdad, Cornelivs, el escrito salió en un momento de indignación total por los hechos. Si podéis elegir, no creeis policía autónoma.

Nandín
Guest

Sr. Ludwig, como usted y yo no nos conocemos aunque hayamos coincidido en “casa” del señor dedosrius, antes de opinar, que me gustaría, le solicito su permiso para entrar en esta su casa y poder hacerlo.Le saluda gustosamente uno de Gijón

Esperanza
Guest

Imagínate, de policías tengo historias que te helarían la sangre…Muchos besos Luis.

Ludwig
Guest

Señor Nardín.No hay problema alguno en que considere esta casa como suya. Incluso puede poner los pies sobre la mesa si así se siente más cómodo.Esperanza. Siempre he sospechado que tenías historias terroríficas para contar sobre la policía.Lo que me cuesta entender aquí y en todas partes es cómo gente que pertenece a nuestro país, a nuestro pueblo, sea capaz de machacar a sus mismos vecinos.Eso supera mi imaginación.De la misma manera que coy incapaz de concebir que esa gentuza sea capaz de dormir después de hacer lo que hacen.Quizás los elijan sin conciencia, psicópatas al cien por cien.Un abrazo.

Nandín
Guest
Pienso yo(Y a veces es mucho decir),que no creo que la cuestión en cuanto a brutalidades sea por ser autonómica o nacional ni por gobiernos demócratas o dictatoriales. Antes existían los gobernadores y sus secretarios y ahora hay presidentes “austonómicos” y ¿”consejeros”?.NoAquí es cuando entra lo de la erótica del PODER….-¿Te acuerdas de Menganitez?.-Si hombre…¡El tonto del pueblo!.-Ese…Le han regalado un uniforme con gorra de plato y una porra y no hay quien le tosa al cabrón…Y es que a los cargos políticos “la inteligencia”, se las supone.-¡Menganitez…!.-¡Jail jefe !.-Métales cuatro hostias bien dadas a esos estudiantes de mierda para… Read more »
Ludwig
Guest
Alucinantes los ejemplos que has puesto, Nardín.Yo, como conservo aún algo de idealismo, pensaba que, al tener Catalunya, la oportunidad de crear una policía propia, lo iban a hacer bien, a base de crear un cuerpo democrático y no represivo.Un cuerpo compuesto de personas con humanidad y criterio.Cometí el error de no dejar aparcado mi idealismo.O quizás he sido impaciente, ya que nuestra policía es un cuerpo joven, compuesto de jóvenes.Supongo que a medida que pasen los años, con la edad, estos jóvenes aprenderán a ver la vida de otra forma.Eso si, si no hay demasiados psicópatas en el cuerpo…Un… Read more »
Reyes
Guest

He leído un comentario tuyo en el blog de Lila y me arrastró hasta aquí.Yo he pensado viendo esas imágenes si de verdad creemos vivir en un estado de derecho.Y me parece que no.Si me dejas, volveré algún día.Saludos.

Ludwig
Guest

Lo de vivir en un estado de derecho, Reyes, es lo que nos quieren hacer creer los políticos.Desde luego te dejo volver cuando quieras.Esto es como un hotel, pero grátis.Un saludo.

SUSANA
Guest
Ya desde el título me alertabas. Como seguramente sabés, en Argentina hemos tenido algo que se llamó “La Ley de Obediencia Debida”.“…que estableció una presunción iuris et de iure (o sea, que no admite prueba en contrario) que los hechos cometidos por los miembros de las fuerzas armadas, durante la guerra sucia y el Proceso de Reorganización Nacional, no eran punibles por haber actuado en virtud de obediencia debida”Esto fue en 1987. Evitaré darte lata con estos trapos sucios de mi país, pero quiero rescatar ese asunto de “obediencia debida”, que no puede ni debe anestesiar el propio criterio.Como bien… Read more »
Isabel Romana
Guest

Una buena lección la que se ha llevado Rafael. Por mi parte, estoy con su esposa: la policía actual debería ser y tener comportamientos democráticos y no los que estamos viendo. Un asco. Besitos.

Acuarius
Guest

saludos..

lully desnuda
Guest

Esas situaciones no dejan de inquietarme. Los policias cumplen órdenes y los estudiantes apenas son una manifestación de protesta a las realidades de un pueblo. Esto debiera de arreglarse desde los “líderes” de las naciones, generando labor social y oportunidades para todos.Besitos para tí!

wpDiscuz