El precio de la mentira

A fructibus cognoscitur arbor.

– ¡Alguien ha descubierto lo de las marcas blancas! – dijo el director de la multinacional.

– ¿Marcas blancas?. ¿Qué pasa con las marcas blancas? – contestó la directora de comunicación -. Nosotros no fabricamos marcas blancas.
– Oficialmente no. En realidad la mitad de nuestra producción se basa en marcas blancas.
– Pero si llevamos casi un año diciendo en nuestra publicidad que no fabricamos…

– Si que fabricamos. En estos tiempos se trata de la única manera de vender.
– Y ¿quién nos ha descubierto?. ¿Se ha ido alguien de la lengua?.
– No. Ha sido algo peor – contestó el director -. Un comprador ha descubierto una cucaracha en un tarro de café soluble y lo ha denunciado a una asociación de consumidores. Y éstos han tirado del hilo…
– Voy a reunir al comité de crisis – dijo la directora de comunicación -. Esto hay que pararlo ya.

– Dos días más tarde en una sala de reuniones la directora de comunicación se reunió con sus subordinados.
– ¿Y bien?. ¿Cómo están las cosas?.
– Lo hemos parado – contestó Ricardo -. El cliente ha recibido una buena cantidad de dinero por olvidarse de la cucaracha. Nos ha dicho también que envió fotos a un periódico y a una web.
– Yo me he encargado del periódico. Tomás Sánchez, el redactor jefe, es amigo mío – dijo Julia -. A cambio de un buen coche, está dispuesto a no publicar nada.

– ¡Menos mal que es amigo! – dijo la directora -. Si llega a ser enemigo, ¿qué hubiera pedido?. ¿Que habéis hecho con la Web?.
– De eso me he encargado yo – contestó Alex -. He tenido que mover a un grupo de crakers para que llevaran a cabo un ataque contra la web. No han tenido demasiado problema para acceder al servidor y hacer una buena limpieza. Para que no se notara demasiado, han eliminado ésta y otras doscientas webs que estaban ahí alojadas. La juerga de estos chicos nos va a costar unos cien mil euros.
– No está mal. ¡Vaya pastón! – dijo la directora -. Y yo me he encargado de la asociación de consumidores. Afortunadamente es una organización montada por un partido político. Lo que he tenido que hacer ha sido hablar con mis contactos en el partido y amenazarlos con airear los muchos sobornos que les hemos dado.
– ¿Sobornos?. ¿La multinacional da sobornos? -. Preguntaron todos al unísono.

– Desde luego. ¿Para qué creéis que tenemos una oficina en la capital?. Pues para obtener favores, para conseguir ventajas, para influir en las decisiones del gobierno… ¿Cómo creéis que hemos conseguido entrar en las asociaciones empresariales en las que estamos?. ¿Cómo creéis que nuestro director ha conseguido presidir consejos de administración de tantas empresas y asociaciones?. ¿Cómo creéis que conseguimos acallar las noticias que nos acusan de poner transgénicos en nuestros productos?. ¿Cómo pensáis que hemos conseguido formar parte de tantas asociaciones benéficas, sin cambiar un ápice nuestra política y pasándonos por la entrepierna el RSC?. Bueno. A lo que iba. Nuestro político hará lo que sea para conseguir que la asociación de consumidores nos olvide completamente. Y si no lo hace, el ruido mediático que vamos a hacer con él, va a acallar cualquier noticia sobre un escarabajo en uno de nuestros productos. Al fin y al cabo, llevamos años dedicados a comprarle todos los trajes que lleva…
– Pero. ¿No descubrirán, si empieza el revuelo, que la multinacional está detrás de todo?.
– No. Los trajes los compra una empresa que creamos para eso, hace ya años, sin vinculación a la multinacional.

El director leyó la hoja que contenía los gastos llevados a cabo por el comité de crisis.
– No nos ha salido barato – comentó.
– El doble juego no es precisamente barato. Mientras nuestros comunicados vayan en una dirección y nuestra política por la contraria, tendremos que pagar por mantener a la sociedad en la ignorancia. Siempre hay deslices y ese es el propósito del comité de crisis.
– Muchas gracias. No sé que hubiera hecho sin ti – dijo el director.
– Eso es para lo que me pagas. Te dejo, que tengo que hacer otro trabajito.

– ¿De qué se trata?.
– Me ha llamado Ramona para decirme que va a empezar otra campaña de despidos masivos. Lo que tengo que hacer es crear una cortina de humo para que nuestro personal mire hacia otro lado, cuando esto ocurra. Hemos estado mirando opciones y creo que vamos a organizar un concurso.
– ¿Concurso?. ¿Sobre qué?.
– Daremos a todos los empleados un podómetro y les haremos formar grupos, para que compitan entre ellos. Ganará el grupo que consiga anotar un mayor grupo de pasos durante los próximos tres meses. Fecha en que ya habrá terminado la escabechina de Ramona.
– No es mala idea. ¿Podría participar?.
– Desde luego. Además, si te apuntas arrastrarás a muchos indecisos.

(RSC Responsabilidad Social Corporativa).

Marcas blancas: Se trata de productos envasados con la marca del distribuidor (y no del fabricante), por lo que tienen una excelente relación calidad/precio, en parte debido a que no soportan gastos de publicidad. A raíz de la crisis, las marcas blancas han aumentado las ventas.
Existen dos posicionamientos entre los fabricantes. Aquellos que están a favor de las marcas blancas y quienes están en contra.
En los medios de comunicación existe también una polémica acerca de este tema. Estar a favor de las marcas blancas puede significar la pérdida de publicidad, que el fin y al cabo es su sustento.
Viene a ser la marca blanca algo similar a los “medicamentos genéricos”.

Puede ser anónimo

9 Commentarios on "El precio de la mentira"

avatar
Ordena por:   recientes | antiguos | most voted
Nico
Guest

MANCHAS BLANCAS? Digamos, un punto en contra para la multunacional, eso significa?

Ludwig
Guest

No, Nico. Son marcas blancas.
Se trata de alimentos envasados sin marca ó con la marca del distribuidor.
Es lo mismo, ya que está fabricado por la misma empresa, pero sin que aparezca la marca de la misma.
Es mucho más barato y la crisis lo ha puesto de moda, ya que la gente no está hoy en día para derroches.
He puesto al final del escrito una breve explicación sobre las marcas blancas.
En este caso, la multinacional está en contra de las marcas blancas pero las fabrica.
Doble moral, para variar.

Cornelivs
Guest

Buen analisis de la situación.

Como siempre, me gusta tu post. Doble moral, indudablemente que si. Interes, dinero y mas dinero…ufff, lo de siempre, amigo Ludwig.

Un abrazo.

JESUS y ENCARNA
Guest
Buenas Tardes Ludwig, me ha llamado la antencion esto de las marcas blancas, la historia, que no es nueva y ademas no tiene desperdicio….Se repite y repite.La mentira…zse repite y repite, la cuestion es que los “probes” del mundo se tiran a lo barato, bueno… los de la clase media baja. Como huelga la informacion por los consabidos intereses…etc. etc. Pues eso…Entre los intereses y la falsa informacion de los medios, nosotros, los de a pie…La madre que los pario, que seguramente seria muy buena, pero a este personal le suda que la masa coma mierda, ellos en sus casas… Read more »
Ludwig
Guest
Bueno. En realidad, Jesus, una marca blanca es exactamente lo mismo que una marca normal.Ambos son fabricados en la misma línea de fabricación.Quizás las marcas blancas pueden tener menos controles de calidad.¿La diferencia?.El precio. La marca blanca es mucho más barata, ya que no soporta los gastos de publicidad y marketing.¿El inconveniente?. El comprador no sabe de qué empresa es el producto que compra y ha de arriesgarse la primera vez que compra.Conste que en todos los productos ha de indicarse el NIF del fabricante.Pero es imposible saber todos los NIF de los fabricantes.Pero conste que no ha de haber… Read more »
Isabel Romana
Guest

Demoledor este retrato que pintas de nuestra sociedad. La corruptela está tan extendida… Un abrazo muy fuerte (y, desde luego, gratis).

Anónimo
Guest
Bueno un poco exagerado el articulo si que es. Creo que no tienes razón en tus afirmaciones, los Fabricantes (como en todos los casos) los hay de todos los tipos, pero en general son empresas que se dedican a producir productos de muy buena calidad con la idea de venderlos y ganar dinero. Dicho esto si todos pasasemos a las marcas blancas, nadie innovaría ya que no olvidemos que las marcas blancas solo se limitan a copiar lo mejor que pueden algunos productos que ya gozan de exito en el mercado. Por ello, todas las innovaciones que tenemos se lo… Read more »
Ludwig
Guest
Es lo que hay, Isabel.Cuando una empresa tiene como único objetivo obtener beneficios, malo.Y es lástima. Han olvidado el FIN SOCIAL de la empresa.De ahí las corruptelas, el sinfín de ejecutivos que hay en Bruselas para corromper políticos, los despidos masivos, las deslocalizaciones, la exclavitud de niños en las fábricas del tercer mundo… Nunca se han planteado que el mundo de la empresa está basado en las relaciones entre personas, ya sean empleados, clientes ó proveedores. Mientras no se fijen este concepto como base, ya pueden ir siguiendo las doctrinas del gurú de turno; seguirán obteniendo beneficio basándose en la… Read more »
Toy folloso
Guest

Hay un producto de venta en supermercados bajo mil envases diferentes, y una cantidad no menor de precios diferentes también, fabricados todos por la misma máquina, con los mismos ingredientes.
Me lo ha contado un amigo que trabaja en esa factoría para una ETT.

wpDiscuz